09 junio 2009

Baile Viejo

Baile Viejo


No siempre es fácil dar con el origen de ciertas manifestaciones culturales, es el caso del Auquish danza o Baile viejo, algunos creen encontrar una explicación recurriendo a la mitología de la época preincaica... son acaso descendientes de los Yaruvilcas, de aquellos tenaces hombres que poblaron gran parte de la pintoresca quebrada de Chaupihuaranga, constituida por milenarios pueblos que se establecieron en las laderas de los empinados cerros de aquellos pueblos como Tapuc, Chacayán, Vilcabamba; de donde se dice en épocas no muy remotas existían "garacalzonazos", hombres valientes y aguerridos que sembraban sus tierras empujando la chaquitaclla con los pies descalzos "gallachaquis", surcando los caminos de herradura que hermana a los pueblos, aquellos que cantan y bailan su música andina en el atrio de sus templos que se levantan en la plaza principal y cuando llega el "Día de la veneración de la Cruz"; saldrán los "Auquish Danzas" con sus típicos ropajes.
Lo cierto es que es una danza típica de Paseo y que vemos desfilar en festividades comunales y en concursos.
Cuando bailan los "Auquish" sale una música tintineante de sus cuerpos que suena al compás de la orquesta típica que los acompaña por caminos y calles del pueblo que siempre desembocan a la plaza mayor, ahí están los AUQUISH DANZAS.

LA VESTIMENTA
Luciendo sus alhajas repujadas en plata pura, aquellos que seguramente fueron extraídos de los socavones mineros de Colquijirca o el mismo Cerro de Paseo son cosas, son mariposas, son guirnaldas del codiciado metal blanco que cruzan desde sus hombros, pasando por sus anchas espaldas y por sus pundonorosos pechos. Sus sacos y sus anchos pantalones de bocas descomunales, por donde podrían pasar 4 piernas juntas de un hombre de nuestras altas, serranías, son vestimentas negras como son negras las galerías mineras, han sido confeccionados de la lana de negras ovejas, que pastas en los riscos de la quebrada. Pero estos anchos y descomunales pantalones bien pueden caerse cuando el Auquish esté bailando, están sujetos por la huachaca que es un pañuelo de forma triangular confeccionado muchas veces en terciopelo, otras en seda fina y de colores muy vistosos y adornados con alhajas que se ponen encima de la cintura completando el lienzo con cintas de diferentes colores.

La shutucaya, es otra prenda de los bailantes que llevan sobre sus hombros que tiene la misma forma de la huachaca pero que son de tamaño mas pequeño sus cabezas, están cubiertas por la “umagaracha” que son una especie de boinas confeccionadas de los pellejos de las ovejas que tienen la lana ensortijada y que también son adornados con pequeños cascabeles y cintas multicolores, para luego cubrir sus caras con la "cullumascara" tallados mayormente, en madera que tienen diferentes formas como la “shuca palampa”, cara que está silbando la "muca pashaga", cara que está masticando la coca en las manos llevan el famoso chicotillo adornados con anillos de plata y la tinya, tan pequeña que no alcanza a los 10 centímetros de diámetros, preparado del cuero del carnero.

Debajo de los pantalones que les queda hasta las rodillas llevan en ambos pies unas bolas conformadas en seis unidades, cada una y son unos cascabeles afinados en los sonidos que son denominados hembras y machos, sus pantorrillas están cubiertas por medias multicolores y sus pies con amplios shucuys o yanquis.

El baile empezará con su música característica y los Auquish Danzas desde la hora temprana del día de la fiesta hasta que llegue la noche, y esto sucederá muchas veces hasta por siete días consecutivos que tiene la semana.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias , me ha servido para una exposición,te pediría que también coloques la coreografía.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante comentario sobre el Auquish danza, que amerita mayor investigación para saber el verdadero origen de esta danza, al parecer de la época incaica y propiamente del gran reino Yaru.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante comentario sobre el Auquish danza, que amerita mayor investigación para saber el verdadero origen de esta danza, al parecer de la época incaica y propiamente del gran reino Yaru.

    ResponderEliminar